Sus funciones se orientan a inspeccionar, controlar y validar los procesos para garantizar la calidad de los servicios, obteniendo de esa manera la máxima satisfacción de los clientes.

Del mismo modo, este departamento se encargará de velar por el profundo respeto hacia el entorno, reduciendo el impacto medioambiental que pueda producir cualquiera de los proyectos fijados.

Presenta como objetivo principal el establecimiento de normas adecuadas de seguridad y salud de todos los trabajadores que concuerden con las disposiciones legales. Este departamento se encarga de proporcionar los medios para evitar todo tipo de riesgos laborales, así como de concienciar y formar a cada uno de los trabajadores para conseguir por parte de ellos unos buenos hábitos preventivos.